Charles Eugster YT

Charles Eugster es el mejor velocista de Gran Bretaña. Tiene el récord mundial de 200 metros (pista cubierta) y 400 metros (al aire libre) en carrera corta a gran velocidad y un récord nacional de 60 metros (pista cubierta), 100 metros (al aire libre) y 200 metros (al aire libre).

Sólo hace unas semanas perdió el récord mundial de los 60 metros por culpa de un tirón en el ligamento que le ocurrió a mitad de carrera. Pero a pesar de esto, se ganó el título de campeón europeo en dicha carrera.

Pero lejos de ser un “lolo” con todas sus capacidades físicas, Eugster tiene 96 años, una edad que probablemente lo haría pedir ayuda para cruzar la calle.

Este anciano es un exdentista que actualmente vive en Suiza y es quizás la persona de la tercera edad con mejor estado físico del mundo.

De hecho, Charles no sólo corre, también es fisicoculturista, orador público, escritor, remero, esquiador acuático, empresario y futuro diseñador de modas, ya que está poniendo en marcha su propia línea de alta costura para la tercera edad.

Pero su logro más sorprendente es que gracias a este estilo de vida, ha revertido su envejecimiento; incluso asegura que su vello púbico blanco ha sido reemplazado por pelos castaños, como contó en una entrevista con Vice.

Este londinense además llega para enseñarnos que nunca es tarde: “a los 87 años me di cuenta de que mi cuerpo se estaba deteriorando. Tenía muchas llantas y mis músculos se estaban debilitando cada vez más. Me sentía muy viejo, pero como era muy superficial, no acepté para nada esa idea. Así que me uní a un gimnasio de culturismo y conseguí a un entrenador personal, que había sido Mr. Universo, para que me ayudara a reconstruir mi cuerpo por completo”, recuerda.

“Yo soy la prueba viviente de que, si comes bien y haces ejercicio adecuado, puedes ser ese hombre a cualquier edad”, agrega.

Gracias a esta decisión Eugster cuenta que se siente “como un joven de 60. Estar en forma es algo maravilloso. Antes de cumplir 90 años, me daban resfriados cada noviembre, pero ahora ya no me dan: me han dado dos en dos años. Te diré algo más: el entrenamiento de fuerza aumenta tu libido”.

Además de hacer deporte, el anciano empieza “cada día con una malteada de proteína porque, conforme envejeces, ya no la sintetizas tan bien. Evito el azúcar y como mucha carne, en especial grasas. Ultimamente he comido grasas a montón. No obstante, el otro día estaba en el supermercado y me desconcertó encontrar yogurt cero grasa. ¿Qué diablos es eso? La idea de la pirámide alimenticia cuya cima tiene un poco de carne y grasa y cuya base tiene muchos carbohidratos es una estupidez. Los humanos son tan estúpidos que han empezado a juguetear con la comida. Nuestras teorías sobre la nutrición han dado como resultado una pandemia de obesidad. ¿Puedes imaginar a un cazador-recolector disfrutando un yogurt bajo en grasa?”

A los jóvenes de hoy, Charles les aconseja: “Explora tus talentos y nunca dejes de aprender. En toda tu vida no tendrás sólo un trabajo, sino muchos en distintas áreas. Estamos en el mero comienzo de la época digital y nadie sabe con certeza sus consecuencias. Ah, y no se enfrasquen mucho en la cultura juvenil. La juventud es fantástica, pero deberíamos demostrarle a la gente lo maravillosa, estupenda, emocionante e increíble que la vejez puede ser también. Hagan ejercicio y coman muchas grasas. Ya saben por qué”.