13 de Marzo 2016/SANTIAGO La Presidenta del Partido Socialista, Senadora Isabel Allende (der), junto al Secretario General Pablo Velozo (izq), entregan detalles de los resultados preliminares de las elecciones primarias que se realizan en 15 comunas del pa’s, desde la sede de la colectividad ubicada en el centro de Santiago. FOTO: JORGE FUICA/AGENCIAUNO

La Nueva Mayoría reunió este martes las firmas faltantes que exige el Servicio Electoral (Servel) y presentará un segundo requerimiento que revierta la decisión del organismo tomada ayer, de finalmente declarar como “no presentada” la inscripción del partido oficialista a las primarias, tras haberse presentado fuera del límite legal y con menos firmas de las se exigen.

Pablo Velozo, secretario general del PS, y Álvaro Elizalde, encargado electoral del mismo partido, fueron los responsables de juntar las rúbricas que faltaban y que en parte, contribuyeron a que el Consejo Directivo del Servel rechazara el primer requerimiento presentado el viernes, cuando sólo se tenían 7 de las 14 firmas necesarias para presentar esta queja.

Dichas siete firmas pertenecían los presidentes de partidos Isabel Allende (PS), Carolina Goic (DC) y Guillermo Teillier (PC), y los secretarios generales Lautaro Carmona (PC), Pablo Velozo (PS), Osvaldo Correa (PRSD) y Óscar Santelices (PPD), según publica La Nación.

Las firmas de los otros siete requirentes que faltaban eran las de los presidentes de partido Jaime Quintana (PPD), Ernesto Velasco (PRSD), Cristián Tapia (MAS) y Francisco Parraguez (IC) y los secretarios generales Gonzalo Duarte (DC), Fernando Zamorano (MAS) e Iván Cabezas (IC).

Cabe aclarar que este nuevo requerimiento será básicamente el mismo que el primero pero ahora con el total de las firmas necesarias.

Este nuevo “cartucho” será agotado con la finalidad de dar vuelta la decisión de la directora (s) Elizabeth Cabrera, quien la semana pasada se negó a recibir la inscripción de la Nueva Mayoría a las primarias, por no tener la firma de Isabel Allende debido a un atraso de la senadora.

Según ellos, debería haber bastado con la firma, ya que la ley de primarias “no impone la obligación de comparecencia personal de los representantes de los partidos políticos”.