MEO

Este jueves, el Ministerio Público decidió acoger la denuncia interpuesta por Marco Enríquez-Ominami en contra del fiscal del caso SQM, Pablo Gómez.

De acuerdo a lo que reseña La Tercera, el asunto propició que se abriera un sumario contra el persecutor.

La queja de ME-O contra el titular de la Fiscalía de Valparaíso apunta a los dichos en los medios de comunicación y a la petición de diligencias durante la formalización.

Según el abogado de Enríquez-Ominami, Juan Carlos Manríquez, las declaraciones de Gómez a La Tercera “infringen el deber de reserva y de objetividad que le imponen a él y a los fiscales adjuntos que lo acompañan”.

Afirma que “expone el contenido de la carpeta judicial ” y afirma que ME-O “actúo con dolo y malicia”.

“Ello conforma un prejuzgamiento inaceptable, que contamina de un vicio de nulidad grave el proceso completo”, dice la denuncia.

Sobre las diligencias pedidas por Gómez la semana pasada, “el delito de vejación a particulares (…) cuando se le coaccionó de manera improcedente en la forma y en el lugar inadecuado, a pronunciarse por medios abiertos a responder una pregunta cerrada sobre datos personales y sujetos a reserva legal plena, referido a sus cuentas corrientes”.

Si bien la Fiscalía acogió esos puntos, desestimó abordar la imputación de cargos en sí.