tatuajes-raros-feos1651-11

Si usted (lector) es de esos fanáticos de los tatuajes, tal vez encuentre útil este artículo de The New York Times en que una experta en grabar la piel aconseja cómo hacerlo en casa.

“La simpleza es clave al momento de tatuar”, afirma Talia Migliaccio, antes de enumerar las cosas que se deben tener claras para hacer uno de esos imborrables dibujos en el cuerpo.

La artista dice que “se trata de dejar una marca y de cómo estas marcas se relacionan con el mundo a nuestro alrededor”.

Para ello, Migliaccio aconseja empezar con un par de líneas o un número que tenga algún tipo de significado.

Una vez definido el dibujo, sugiere practicar en piel falsa o en una fruta para adquirir el toque de trabajar con una aguja.

Además, hay que asegurarse que el lugar donde se tatuará se encuentre limpio y bien iluminado.

“Vas a necesitar guantes de látex esterilizados, agujas para tatuar una sola vez, depósitos para la tinta, tinta para tatuar, toallas de papel y vaselina para quitar la tinta de la superficie de la piel. Cuando todo esté listo, limpia el área con alcohol isopropílico (90 por ciento). Utiliza un marcador no tóxico —Migliaccio prefiere Faber-Castells— para dibujarte la imagen directamente en la piel”, se lee en el artículo.

Una vez marcado el dibujo, se debe hacer un contorno con una línea punteada clavando la aguja en la piel y sumergiéndola varias veces en la tinta. El ángulo de inserción en la piel es de 45 grados, y la profundidad no debe superar los 3 centímetros.

Lo que sigue es aplicar vaselina sobre el tatuaje y limpiar la tinta con una toalla de papel.

“Repasa la aguja sobre el tatuaje tres o cuatro veces con tinta hasta que el diseño se vea bien hecho”, sugiere.

Para terminar el proceso hay que limpiar el tatuaje con jabón para tatuajes y una toalla de papel ligeramente húmeda, y luego untarlo con una pomada.

.“Nunca recomendaría adormecer la piel porque la sensación física es una gran parte de la experiencia”, subraya la artista.