gaspar rivas a1

El desaforado diputado, Gaspar Rivas, fue declarado culpable por el delito de injurias graves en el juicio oral que debió enfrentar tras la querella que interpuso el magnate Andrónico Luksic, esto después ser tratado de “hijo de puta” y máximo delincuente” en pleno hemiciclo de la Cámara y luego de ser repasado en entrevista con The Clinic, hecho que terminó por sacar los choros del canasto al hombre más rico de Chile.

El juez del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, Daniel Aravena, resolvió que el legislador dañó la honra de Andrónico Luksic al proferir públicamente insultos contra el empresario.

La defensa de Luksic pidió una pena de reclusión de tres años en su grado medio y una multa de 50 UTM, mientras la defensa solicitó cumplir la sentencia en reclusión parcial nocturna domiciliaria. El próximo miércoles 28 de diciembre se conocerá la sentencia.

“Tengo mi conciencia tranquila. Más allá del resultado jurídico de este juicio, al entender de mucho chilenos y chilenas, moralmente ya lo partí ganado (…). Nunca he pensado en retractarme, ni en pedir disculpas, ni en retirar mis dichos. Yo estoy dispuesto a llegar a todo lo que corresponda manteniendo mi dignidad como persona, no voy a cambiar en un ápice lo que he señalado, no hay delito en decir la verdad. El lo puede cuestionar o discutir, pero ese es mi planteamiento. Un insulto no es necesariamente una injuria”, manifestó antes el parlamentario.

Luksic, en tanto, precisó ante el tribunal que la motivación de la querella por injurias es porque “ha sido afectada mi honra, ha sido afectada mi familia, he sido afectado yo en lo personal. Creo que hacía muchos años que nadie, con esa vehemencia, repetidas veces, ratificado públicamente, me había llamado un hijo de puta. Por eso es que estoy acá”.

Al inicio del juicio oral, el lunes de esta semana, Luksic fue funado y agredido en el Centro de Justicia, recibiendo un piedrazo en la cabeza.

A la salida de la audiencia de este viernes, en la que Luksic, no estuvo presente, Rivas exclamó que respeta el fallo, pero que no se siente arrepentido. Además, se quejó de que hay otras parlamentarios que “todavía se pasean impunemente por el Congreso”, por situaciones más graves que la suya.

Diputado Gaspar Rivas: “Podría haber dicho que era un culiao, pero se hubiera defendido diciendo ‘nadie me ha fornicado'” – The Clinic Online