negro de whatsapp

En medio de una tradicional ceremonia realizada en la ciudad de La Plata, Argentina, los vecinos quemaron una serie de muñecos para despedir el 2017, pero uno en particular generó el recelo de la autoridad.

Apareció el Negro del Whatsapp y su falo gigante fue amputado por funcionarios de “Control Urbano”, ya que a los fiscalizadores la situación le pareció demasiado obscena.

Pero la gente terminó saliéndose con la suya y en los últimos minutos del 2016 le reconstruyeron un pene gigante blanco con un mensaje muy maradoniano: Chúpala.

Un video muestra el carnaval que se armó cuando el falo gigante salió a las calles, elemento que posteriormente fue consumido por las llamas, tal como dicta la tradición popular.