Edu Vargas Hoffenheim A1

“Estoy todo adolorido con la golpiza que me dieron los carabineros. Nos tuvieron detenidos en la subcomisaría de Quintero como desde las ocho de la noche y recién nos soltaron en la madrugada”, dijo Camilo, hermano de Eduardo Vargas a Las Últimas Noticias (LUN).

El joven describió los hechos ocurridos en el balneario de Loncura donde, asegura, Carabineros inició una discusión con vecinos. “También había uno de civil que sacó una pistola”, agregó. La versión del prefecto de Viña del Mar, Carlos Gonzalez, dice que alrededor de las 7 de la tarde Carabineros fue a controlar a un grupo de personas que ingería alcohol en la vía pública, lo que generó una discusión. Una de estas personas agredió a personal de Carabineros por lo que lo tomaron detenido, lo que a su vez generó que varios vecinos se abalanzaran contra cinco pacos más.

Ahí es cuando Camilo Vargas, según relata él, se detiene a grabar lo ocurrido con su celular. “Mi primo también estaba en lo mismo cuando se nos acercaron los carabineros, nos detuvieron, nos golpearon y después nos quitaron los celulares”, dijo a LUN. Luego fueron trasladados a la comisaría, donde según el hermano de Edu Vargas no les tomaron declaraciones y los hicieron esperar en un patio.

Al ser consultado por la hora en que habrían sido liberados, Camilo soltó que “salimos como las tres de la mañana. Pero lo más grave fue que nos obligaron a que diéramos las claves de los celulares, nos borraron los videos y nos destrozaron los móviles. El que peor quedó fue mi primo. De hecho, fuimos a constatar lesiones en la tarde (martes) y le detectaron fractura nasal.

El padre del seleccionado en La Roja indicó que tomaría acciones legales contra Carabineros de Chile por maltratos. Además, acusó que la detención fue injustificada.