El jueves pasado fueron detenidos 11 hombres y una mujer, que presuntamente se reunían para tener relaciones sexuales con niñas de entre 11 y 17 años, en la comuna Freirina. Según el Ministerio Público, tres de las víctimas eran residentes de un centro que colabora con el Sename.

Según informa la Tercera, la única imputada se contactaba con los explotadores sexuales a través del uso de redes sociales para coordinar los encuentros.

El fiscal Jorge Hernández informó, en la audiencia de formalización, que “a partir de 2015, durante algunos fines de semana y en reiteradas oportunidades, la mujer imputada en esta investigación se contacta a través de WhatsApp o Facebook con grupos de hombres adultos de entre 20 y 67 años. Así, organizaba encuentros en los cuales ella llevaba e inducía a menores de entre 11 a 17 años, sujetas a régimen residencial del Sename de Atacama, para tener relaciones sexuales con los adultos, quienes pagaban a la mujer”.

Según los datos del Ministerio Público, los imputados “pasaban a buscar a las menores cuando éstas se escapaban de las residencias y se dirigían al sector de Los Guindos, donde tomaban alcohol y consumían marihuana y pasta base. Luego se trasladaban a los domicilios que eran facilitados por algunos de los imputados, donde se concretaban los encuentros sexuales”.