Como un cuento de hadas digno de Hollywood se ha publicado estos días la historia de amor de Lucy Ana Avilés, la chilena residente en Estados Unido que donó un avión antiincendios y que fue elevada a la categoría de “filántropa”, con su marido, Benjamin Walton, nieto y uno de los herederos del clan controlador de Wallmart.

Sin embargo, hay una parte de la historia que aún no se ha revelado. La chilena, que hizo la donación a través de la Fundación Vientos Sur y que según El Mercurio conoció a Walton -y se enamoró de un flechazo- en el centro de ski Valle Nevado, es hija de Víctor Manuel Avilés Mejías, quien se ha desempeñado como abogado de Cema Chile y director de la Fundación de Apoyo Social (FAS), una entidad creada por Lucía Hiriart que terminó usándose como fundación espejo de Cema.

Avilés Mejías fue fiscal y abogado de la Fundación Cema Chile durante varios años según lo publicado el año pasado por Ciper Chile, que detalló el rol del jurista en la telaraña comercial con arriendos, ventas y recepciones de inmuebles donados por el Estado a esa fundación.

Junto a eso, Avilés Mejías se desempeñó también como director secretario de actas de la Fundación de Apoyo Social, una entidad sin fines de lucro que heredería el patrimonio de Cema Chile. El pasado 8 de julio, cuando la viuda del tirano decidió renunciar a FAS, se reveló la directiva que compone a la fundación, donde aparece el padre de la filántropa prestó el Supertanker.

Y la relación con los Pinochet sería de larga data, dado que la misma publicación señala que Víctor Manuel Avilés fue nombrado por el dictador en diciembre de 1973 como representante del Ministerio de Economía en el “Consejo Coordinador de Adquisiciones y Enajenaciones de las Fuerzas Armadas” y que tuvo un rol como interlocutor de Cema después que estallara el escándalo por las cuentas en el Banco Riggs, según publicó El Mostrador.

Además, según el sitio Memoria Viva, Avilés “era agente del Departamento de Operaciones Sicológicas de la DINA y la CNI, lugar donde se planificaban los montajes para encubrir asesinatos o desapariciones, también se montaban campañas de prensa y propaganda negra. Este agente continuó cumpliendo funciones similares en el DINE, al menos hasta principios de los 90”.

En agosto de 2012, el diario de Agustín publicó una pequeña nota en la sección Vida Social donde aparece el abogado junto a su hija y yerno, en una celebración donde el padre de Lucy y el heredero del clan Wallmart celebraron sus cumpleaños en conjunto.