Un complicado estado de salud enfrenta a sus 89 años el empresario y dueño del consorcio periodístico El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, quien se encuentra bajo especiales cuidados en su residencia en Santiago.

El dueño de El Mercurio pertenece a un familia donde el nombre Agustín Edwards ha sido traspasado por generaciones y conllevaba una carga importante en el desarrollo del Chile republicano, en ámbitos como la minería, la banca, la industria, las aseguradoras, la política y los medios de comunicación, además de la trama detrás del Golpe de Estado de 1973.

Edwards Eastman es hijo de Agustín Edwards Budge y de María Isabel Eastman Beéche, nieto de Agustín Edwards Mac-Clure, y bisnieto de Agustín Edwards Ross.

Su abuelo, Agustín Edwards Mac-Clure, fue la persona que más lo marcó en la vida, según se cuenta en el libro de Víctor Herrero “Agustín Edwards Eastman: Una biografía desclasificada del dueño de El Mercurio”.

“Donnie”, como le llaman sus cercanos, fue expulsado del Colegio de Periodistas en 2015 por graves faltas a las ética durante la dictadura de Augusto Pinochet.

En el libro de Herrero, de hecho, se cuenta que su vínculos con Estados Unidos y la CIA son muy anteriores al año en que fue electo Salvador Allende, gobierno que ayudó en desestabilizar. Ya en 1964 se había confabulado con Washington para hacer ganar a Frei Montalva con platas clandestinas y campañas del terror.

También se detalla que alargó la negociación por el secuestro de su hijo Cristián, actual mandamás de la empresa, argumentando falta de dinero.

“Yo diría que el poder de Agustín Edwards todavía no ha sido entendido de manera cabal. Incluso creo que a la larga tiene un peso político en Chile mayor al de Pinochet. Él es el creador, indirectamente, del sistema económico que tenemos, y es alguien que con sus medios contribuyó efectivamente a generar el Golpe de Estado”, diría el periodista a The Clinic en una entrevista en 2014.

Edwards Eastman se educó en Londres y posteriormente en The Grange School de Santiago de Chile.  Siempre se ha codeado con importantes hombres de negocios como David Rockefeller o el clan familiar detrás del poderoso banco JP Morgan.

Agustín Edwards Eastman está casado con María Luisa del Río Fernández, con quien tuvo 6 hijos: Agustín, Isabel, Carolina, Cristián, Andrés y Felipe.

“Los Edwards han tratado de mantener el mayorazgo cuando ya es un modelo completamente trasnochado. Su primogénito Agustín J., hoy a cargo de LUN, es el único hijo al cual Edwards le fomentó activamente su carrera, lo metió al directorio del Banco Edwards en los 80, al de la CCU, en el fondo preparándolo para ser su sucesor. Pero hay dos problemas: él ha vivido mucho más de lo que probablemente esperaba vivir, y su primogénito ya va a entrar pronto en la edad legal de jubilación. Los Agustín Edwards por lo general morían bien jóvenes, creo que solo uno pasó los 70 años, pero este tiene 87 y no va a soltar el poder, nunca. En general, por cosas que me han comentado, él no tiene una muy buena opinión personal de sus hijos a nivel profesional. Los medios de repente informan que Cristián Edwards entra a El Mercurio, que esto y lo otro, pero lo cierto es que el viejo sigue mandando y los hijos no saben bien qué va a pasar hasta que no se muera el viejo”, comentaría a The Clinic Herrero en 2014.

Para el biógrafo, el eventual escenario de la sucesión de quien su abuelo llamaba “Cuchito” es que “el imperio que le queda al heredero ya no es ni la sombra que lo que había antes. Ya no tiene el banco, ni aseguradoras, ni universidades, ni la ballenera, etc. Hay gente que celebra el modelo de negocios que montó Agustín J. en Las Últimas Noticias, pero desde la perspectiva de lo que fueron los Edwards, eso es un chiste”.