Cerca de 65 millones de pesos más reajustes e intereses deberá pagarle finalmente la Universidad de Arte y Ciencias Sociales Arcis a su exrectora y exdirectora de la Escuela de Psicología, Elisa Neumann García, tras liberar la sentencia de su segundo juicio en contra de la casa de estudios.

Según el fallo del Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, la universidad efectivamente le adeuda a Neumann montos por bonos de navidad y fiestas patrias, colación y movilización, asignacion por exámenes de grado y diferencias de sueldos entre octubre de 2014 y octubre de 2015.

De esa forma, el tribunal estimó que la universidad -declarada en quiebra el recién pasado martes 28 de febrero- le debe un total de $42.375.617 más reajustes e intereses, los que se suman a los más de 20 millones de pesos que ya consiguió el 27 de octubre de 2016 cuando llegó a un avenimiento con la universidad tras demandar por despido injustificado, causa que tramitó el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

Por esa razón, la Corporación Educacional Arcis se comprometió a pagarle más de 20 millones de pesos este mes. Eso sí, la declaración de quiebra que decretó el Cuarto Juzgado Civil de Santiago el martes pasado -por una deuda de $85 millones que el plantel mantenía con una empresa de seguridad proveniente del año 2014- pone en jaque el cumplimiento de pago.

El abogado de Neumann, Jorge Blas, explicó que buscarán la manera de que la universidad cumpla con sus compromisos de pago hacia sus extrabajadores, como la propia exrectora Neumann.

“El futuro que nos espera es absolutamente ambivalente porque estamos frente a una incertidumbre que no es provocada por situaciones de derecho, sino que por situaciones de hecho inspiradas en una conducta errática del Ministerio de Educación y por una errática conducción de una administrador provisional, que por los antecedentes que tenemos no se supo defender ni enfrentar una quiebra”, dijo Blas.

El abogado también tuvo palabras para la ministra de Educación, Adriana Delpiano, a quien apuntó por la “comodidad” que le entrega la actual situación de la universidad privada. “Es una quiebra rodeada de suspicacias porque con ella la ministra de educación no necesita justificar el cierre ordenado a la Universidad Arcis. Olímpicamente puede lavarse la manos y echarle la culpa a la quiebra”, señaló.

Exrectora demanda a la Universidad Arcis en $80 millones por supuestos sueldos y bonos adeudados – The Clinic Online