De entre las cosas que han aparecido sobre la vida del recientemente fallecido padre del rock and roll, Chuck Berry, como cuando le pegó un cornete en el hocico al guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, Vice España destaca una entrevista ochentera en la que habla de los grupos punk entonces emergentes, como Sex Pistols, Joy Division y The Ramones.

 

“¿Bueno, este tipo por qué está tan enfadado? El trabajo con la guitarra y la progresión parecen mías. Buen backbeat. Me cuesta entender la mayor parte de lo que dice. Si vas a estar enfadado, al menos déjale saber a la gente por qué lo estás”, responde sobre God Save the Queen de The Sex Pistols.

También contesta una pregunta sobre el Complete Control de The Clash: “Suena igual que la primera. Juntos, el ritmo y los acordes funcionan bien. Ahora, ¿tenía este típo la garganta inflamada cuando cantó esto?”

Más duro se muestra con Sheena Is A Punk Rocker de The Ramones: “Una cancioncita buena para saltar. Estos tíos me recuerdan a mí mismo cuando empecé: como ellos hoy, yo entonces conocía solo tres acordes”.

Respecto de What I Like About You de The Romantics, dice que “por fin algo que nos permite bailar. Suena mucho a los años sesenta con unos riffs míos introducidos para acompasarlo bien. Eso sí… ¿Me está diciendo que esto es nuevo? Yo ya he oído cosas como estas muchas veces. No entiendo cuál es la novedad”.

Una visión similar muestra al escuchar I Am the Fly de Wire y Unknown Pleasures de Joy Division. “Entonces esto es lo que llaman ‘lo nuevo’. No es nada que no haya oído yo antes. Suena como un jam de blues que BB (King) y Muddy (Waters) habrían podido hacer en el backstage de un viejo anfiteatro de Chicago. Los instrumentos pueden ser distintos, pero el experimento es el mismo”.