El ex jefe de campaña de Ricardo Lagos, Máximo Pacheco, desclasificó cómo se fue gestando la renuncia del exMandatario a la carrera presidencial, anuncio que fue oficializado a inicios de esta semana.

En conversación con La Tercera, el exministro de Energía sostuvo que “nosotros nos empezamos a hacer la idea en noviembre, cuando el presidente fue al Comité Central para explicar todas las buenas razones por las que él pensaba que se debía resolver rápidamente”.

Añadió que en noviembre pasado empezaron a notar que la pista se venía ultra pesada cuando el Comité Central del Partido Socialista optó por dilatar la decisión sobre su abanderado, rechazando así, proclamar a Lagos en esa instancia.

Luego, cuenta Pacheco, el escenario se fue poniendo más difícil cuando en abril Álvaro Elizalde asumió la presidencia del PS: “Nos dimos cuenta de que había una mayoría en el partido, que los lotes al final se estaban ordenando y que no iba a conseguir el presidente esta proclamación”.

Respecto a la votación final al interior del PS, el ex secretario de Estado admitió que “nos llamó la atención que la votación (para Guillier) fue mayor a la que esperábamos. No he encontrado razones y no creo que sea fácil encontrarlas (…) No es normal que un partido político donde el presidente Lagos ha militado por 27 años, ese mismo partido llame a una reunión de comité central para proclamar a su candidato presidencial, y ese comité central proclame a un candidato que no es socialista”.

En otros pasajes, la ex cabeza de la cartera de Energía reconoció que “nunca en la historia del PS se había proclamado a un candidato presidencial por votación secreta…Me resulta incomprensible que no se explicite cuál es la persona que los miembros de la directiva quieren proponer o que apoyan, para fundar esa opinión”.