Una jornada decisiva tendrá lugar en la Cámara de Diputados a las 17 horas de esta tarde cuando se vote la idea de legislar el proyecto de educación superior que envió el gobierno, y que la semana anterior ya sufrió un revés en la comisión del ramo.

Para sortear esta primera valla, el ejecutivo necesita 61 de los votos de los 120 parlamentarios que componen la Cámara Baja. De no ser así, recién en un año se podrá enviar otra iniciativa respecto de estas materias, lo que quiere decir que quedaría en manos del próximo gobierno.

Por eso es que la Presidenta Michelle Bachelet llamó esta mañana a los parlamentarios a “ponerse con la gente” y aprobar la iniciativa.

“Hoy día en la tarde se vota en el parlamento la ley de educación superior, la idea de legislar, y yo quisiera reiterar mi llamado a los parlamentarios de todos los partidos para que esta tarde apoyen con su voto la idea de legislar la reforma a la educación superior. Es el momento de pensar en las familias, es el momento de pensar en los estudiantes y en la oportunidad que tenemos para consolidar la gratuidad y tener una nueva legislación para las universidades. Porque finalmente si hay puntos que le gustan a unos y a otros les gusta otros, todo proyecto de ley es mejorable”, comentó.

Mientras tanto, desde el lado de los estudiantes se hizo una convocatoria a la inversa; es decir, a rechazar el texto.

“Esta reforma es debilucha, es una reforma con promesas rotas, no ha sido el proyecto que se planteó”, indicó el presidente de la Fech, Daniel Andrade.

“Llamamos a los diputados a que sean consecuentes con lo que ellos mismos prometieron, que era una gratuidad universal en seis años”, dijo completó.