Un ejemplo de que jamás se debe confiar en los autocorrectores de texto de nada, menos de las redes sociales, quedó patente este miércoles cuando el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, oficiaba de censista en la que comuna que volvió a dirigir en diciembre del año pasado.

Resulta que el edil estaba en una casa haciendo la pega cuando el community manager posteó en la cuenta de Facebook del municipio “alcalde cansando a una familia”.

Como era en vivo el error no pasó piola y rápidamente llovieron las burlas contra el encargado de redes sociales, quien tuvo la intención de teclear “alcalde censando a una familia”.

Recoge La Segunda que además de los trolleos por este fail, a Lavín lo criticaron en las redes sociales por partir a censar acompañado de un fotógrafo. Una de esas imágenes lo mostraba en una casa comiendo cabritas y comentando “están muy buenas”.