El exhumorista y conductor radial Sergio Hirane salió a defender a Cecilia Pérez por la polémica de las rutinas de Yerko Puchento y señaló que si bien el personaje de Daniel Alcaíno es genial, esta vez se habría equivocado, según le contó a la sección Manifiesto de La Tercera.

“Yerko Puchento es genial, pero todo tiene un límite. Hacer una rutina de humor contingente durante todas las semanas es un trabajo digno de aplaudir. Ahora tienen que reconocer que con Cecilia Pérez se equivocaron. No soy partidario de ofender a una mujer en una rutina. Una vez entrevisté a Daniel Alcaíno y resultó que era una persona de extrema izquierda. Echaba mierda contra todos, un anarquista en contra de las instituciones. Fue bien curioso”, dijo.

Hirane además señaló que “la intolerancia en el humor viene de la izquierda más que de la derecha” y que cuando un artista con una relación con la derecha opina “se le califica como un retrógrado y le dan como bombo en fiesta. Eso no es vivir en sociedad”.

El comediante además señala que no volvería al Festival de Viña porque “soy cómico, pero no huevón. Me han invitado muchas veces, pero siempre digo lo mismo. Estoy dedicado a la cosa política. Aunque tuviera una buena rutina, basta con que vaya un par de gallos que les caes mal para que te liquiden el show. No estoy dispuesto a eso”.

El locutor de Radio Agricultura además abordó el caso en su contra por supuesta evasión de impuestos, la que calificó como “una persecución política” por parte del SII. “Ya está demostrado que el Servicio de Impuestos Internos persigue a los opositores del gobierno de turno. Eso lo dije desde el principio. Había otros artistas metidos en el mismo problema, pero procesaron a los que se sabía eran de derecha. La Corte Suprema me libró del tema y hoy ando con la frente en alto. Nunca cometí un delito”, señaló.

Finalmente, Hirane dijo que “acá no perdonan que un artista diga lo que piensa y que no sea de izquierda. Lo que me molesta es la mentira. Si alguien viene y me dice, “Checho” Hirane, fuiste uno de los que apoyaron el golpe. Sí, lo fui. Pero es falso decir que validé la violación de los derechos humanos. Invito a quienes dicen eso a que lo demuestren”.