El candidato presidencial por el PRO, Marco Enríquez-Ominami, se sometió a una distendida entrevista con el diario La Cuarta, instancia en la que se soltó y echó la talla afirmando que en un momento de su vida sufrió de priapismo.

“Me iba a casar y yo era un soltero muy conservador que vivía enclaustrado y llevaba una vida sentimental muy triste, muy solo, muy abatido… dirigiendo series de TV para que la gente disfrutara”, comenzó su relato ante las tímidas risas de los presentes.

Añadió que “en ese sacrificio muy difícil me dio un poco de estrés del matrimonio, porque era un salto de mi claustro, y caí en la clínica por un virus”.

Precisó que “el virus consistía básicamente estar encadenado al baño y a la salida estaba llena de periodistas. y una periodista me pone el micrófono por encima de la cabeza y me dice: ‘¿Por qué pasó esta semana entera en la clínica?”.

A renglón seguido detalló que “tenía dos opciones, le contaba algo que no era propio de un hombre de Estado, y bueno, le dije que me dio priapismo, y en la tarde vi todos los reportajes sobre la grave enfermedad que tenía, que era una broma”.

En este punto de la conversación explicó que “el priapismo, se supone, que en África hay una araña que pica y permite que el hombre tenga el órgano reproductivo emancipado de manera incombustible”.

“Caminaba por las calles, me aplaudía la gente y a la Karen la felicitaban”, cerró