La llamada trama rusa se está convirtiendo en algo más que un dolor de cabeza para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Impeachment plantean algunos que podría enfrentar.

Este jueves, tras el nombramiento de Robert Mueller, que dirigió el FBI de 2001 a 2013, para investigar el hecho, asunto que tiene que ver con la eventual injerencia de Putin en las elecciones y la campaña de Trump, el mandatario profirió una de sus frases que más reflejan su actitud de victimizarse, de pensar que el mundo algo tiene en su contra. “Es la mayor caza de brujas en la historia de América”, escribe Trump en su cuenta de Twitter.

“Con todos los actos ilegales que tuvieron lugar en la campaña de Clinton y la Administración Obama, jamás se nombró un fiscal especial”, complementa por la misma vía.

Recoge El País que además del hecho descrito, esto de mostrarse como víctima, ayer dijo que “ningún político ha sido peor tratado en la historia”, el gobernante muestra que no respeta la división de poderes.

La designación de Mueller por parte del Departamento de Justicia se produce después de que se revelaran las presiones que ejerció Trump sobre el exdirector del FBI, James Comey, para que dejase de indagar al exconsejero de Seguridad Nacional y sus conexiones con Rusia.