El precandidato presidencial de Chile Vamos, Manuel José Ossandón, salió al paso hoy sobre su paupérrima presentación el domingo en la noche en el programa Tolerancia Cero, reconociendo que no estuvo a la altura, pero señalando que ha recorrido el país para recoger propuestas.

“Reconozco que fue una mala presentación, desde el punto de vista programático. No me sentí cómodo, pero me hago cargo. A esta altura, el plan de gobierno debería estar más afinado, pero no hemos dedicado a recorrer Chile para traspasar a la gente nuestra experiencia y ese mensaje crítico a la política tradicional”, dijo.

“En la vida, como ha sido una constante, en cada momento ingrato surge una oportunidad. Jamás me vestiré con ropaje ajeno, por eso asumo que me equivoqué. No mentiré jamás, ni a un programa de televisión ni a la gente que ha estado 20 años conmigo. Sin embargo, desde ahí seguiré construyendo y levantando la cabeza. Entiendo que Tolerancia es un programa duro y no fui para que me hicieran cariño. Es parte de las reglas del juego, porque el cariño me lo da la gente en la calle y me insta a seguir adelante”, agregó el exalcalde de Puente Alto.

Además, el actual senador por Santiago Oriente se justificó diciendo que su forma de hacer política “no es la convencional. Creo en las pequeñas grandes cosas de la vida, ese ha sido mi pilar fundamental. Identificar al Chile real, a los problemas que los políticos tradicionales no quieren ver. Represento el sentir de muchos postergados, donde la desigualdad golpea muy fuerte. A ellos no les voy a fallar y seguiré luchando por afinar cada detalle de mi plan de gobierno”.

El senador además aseguró que “quiere ser Presidente de Chile por convicción, para romper la hegemonía de los corruptos. Seguiré denunciando, con mis aciertos y errores, porque ese Chile que nadie ve hoy tiene que ser la bandera de lucha de todos los candidatos”.

“Creo en los equipos de trabajo y seré un presidente que delegue, así ha sido siempre. Salud, educación, vivienda siempre estarán atados a la dignidad, ese será mi sello. Otros seguramente seguirán pensando en una economía desigual, que divida. Así seguiremos segregando y alejando más los polos”, escribió.

Finalmente, Ossandón que se equivoca muchas veces en las cosas que dice y sé que las élites se ríen de mí porque no converso las mismas cosas que ellos. Que se sigan riendo. Yo prefiero estar del lado de los que más necesitan. Hay algunos que está más preocupado de París, NY, Trump y Putin. Yo estoy más preocupado de El Volcán, La Pintana, la Araucanía y los niños del Sename. Tengo diferencias en las prioridades”.

Por último Ossandon aseguró que el 2 de julio “la centro derecha debe decidir entre una persona con dudosos antecedentes , que se fugó de la justicia, que tiene una historia llena de conflictos de interés y tráfico de influencias frente a otro como yo que no manejo todos los temas, que estoy afinando mis planteamientos con mucha gente de distintos ámbitos pero que tengo las manos limpias”.