Pareciera ser que no se trató de un ataque terrorista, pero algo hubo, algo más allá de un simple intento de agresión, en el hecho que tuvo lugar esta mañana en el centro de París cuando una persona atacó a un policía con un martillo y fue detenida de un balazo en el tórax.

“Esto es por Siria”, dicen que gritó el sujeto antes de ser reducido y mandando a un hospital por la herida que le provocó la bala.

La frase atribuida al atacante fue revelada por el ministro del Interior francés, Gérard Collomb, cuando habló del incidente que tuvo a la catedral de Notre Dame cerrada por unos minutos.

Según La Nación de Argentina, el hombre dijo ser un soldado del califato del grupo Estado Islámico.

Junto con el martillo que usó para herir a un policía, el individuo cargaba entre sus pertenencias un cuchillo. Si quería cocinar o vaya a saberse qué, es otra cosa, pero el hecho es que tenía un arma cortopunzante.

También se halló entre sus cosas un carnet que lo identificaba como un estudiante argelino. Origen de muchas personas que habitan Francia.

“Escuché a un hombre gritar muy fuerte, y después la gente comenzó a correr. La gente entró en pánico. Escuché dos disparos y vi a un hombre yaciendo en el suelo, con mucha sangre”, contó un testigo.