Se suponía que ya estaba todo arreglado y que el ambiente en La Roja de Todos este fin de semana había mejorado completamente luego que se supiera que Claudio Bravo, capitán y arquero titular de la selección, estaba mejorando y podría incluso haber jugado mañana en el amistoso contra la selección de Rumania.

Sin embargo, todo se derrumbó esta mañana cuando el técnico del seleccionado nacional de fútbol, Juan Antonio Pizzi, descartó que el capitán de la ‘Roja’, Claudio Bravo, pueda jugar ese último partido previo a la Copa Confederaciones 2017, que comenzará para Chile este domingo.

“En el caso de Marcelo (Díaz) la evolución ha sido favorable. Está a disposición nuestra para el partido de mañana. En el caso de Claudio (Bravo), está totalmente descartado para el duelo de mañana. No hemos recibido el alta del médico”, dijo el DT, quien agregó que “iremos esperando hasta el viernes para ver como va la evolución”, según consignó Radio Biobío.