Como el tema está en el tapete, Marco Enríquez-Ominami es consultado en el programa Cadena Nacional por el crimen de Jaime Guzmán, esto tras le reciente detención el exfrentista Raúl Escobar Poblete, sindicado como quien dispara el arma que mata a tiros al senador de la UDI el 1 de abril de 1991.

“Yo creo que sí, fue un actor terrorista. Y me cuesta discusiones con mucha gente que quiero, que viene de la izquierda. Sí, yo creo que el atentando a Jaime Guzmán fue un actor terrorista. Y es como lo dice la derecha. Y fíjate que me cuesta y me duele porque ellos mataron a tanta gente y guardaron silencio tantas veces”, admite el candidato presidencial del PRO.

“Es un magnicidio, es inaceptable, es el asesinato de un senador, y es tan grave como cualquiera”, subraya.

Luego, hecha la aclaración, admitido el hecho, ME-O afirma que sobre la eventualidad de condenar en Chile al comandante Emilio si es que es extraditado, advierte que ahí hay otro punto: por un lado no tengo duda de que hay que condenar ese atentado al senador UDI, y al mismo tiempo decir ‘mire, vamos con cuidado, que la justicia chilena al debe en materia de derechos humanos”.