Una día como hoy, hace 31 años, muere en Ginebra el escritor, ensayista, y poeta argentino Jorge Luis Borges, el hombre de los laberintos, las bibliotecas y el eterno retorno. “No lean a Borges, lean a otros, hay muchos más grandes”, diría alguna vez a la TVE el intelectual que se crió rodeado de libros e influenciado por su abuela inglesa. “Soy desagradablemente sentimental. Soy un hombre muy sensible (…) escribo por medio de símbolos, nunca me confieso”, admitiría en esa esa misma entrevista quien estuvo por años como candidato a un Nobel que nunca recibió. Acá dejamos diez frases extraídas de su obra y pensamiento.

“El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta el modo imperativo”.

“Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.”

“Dormir es distraerse del mundo.”

“Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído”.

“Sólo perduran en el tiempo las cosas que no fueron del tiempo”.

“Hay derrotas que tienen más dignidad que la victoria”.

“Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos”.

“Que el cielo exista, aunque mi lugar sea el infierno”.

“Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca”.

“No hables al menos que puedas mejorar el silencio”.