En julio de 2013, el ahora candidato presidencial de Unión Patriótica estuvo dos semanas en el país más polémico del mundo en la actualidad, Corea del Norte.

Entrevistado por Las Últimas Noticias, Artés cuenta que allá las mujeres jubilan a los 50 y los hombres a los 55 años, añadiendo además que los hospitales gratuitos “son como la Clínica Las Condes”.

“Lo que me dejó impactado fue que no vi avisos comerciales ni propaganda de ningún producto. La ciudad es muy limpia, no hay ningún grafiti, la gente está muy bien vestida. No ves borrachos, gente pidiendo plata ni papeles botados” describe.

Al mismo tiempo asegura que hay un orden pulcro, comentando que una vez “tuve la mala idea de pisar el pasto en la calle y se me acercó un vecino y me tomó del brazo y me dijo ‘no, por ahí no'”.

El hombre que se autodefine como el único candidato de izquierda describe la bohemia norcoreana, señalando que “hay bares, les encanta el karaoke. Si decides ir a un bar puedes llevar tu propio consumo y nadie va a decir que no . Tienen una cerveza muy buena”.

Respecto a Kim Jong-Un, el mandamás que lidera el país, dice que estuvo cerca de él, y que “se veía muy amable y la gente se pone muy contenta cuando lo ve”. Luego añade que “se pone contentos de manera genuina, se sienten identificados. Creo que que hay que desmitificar toda esa información desinteresada”.