Frente a la visión del sexo que tiene cada habitante que conforma a la sociedad, la sexóloga Shana Katz afirmó que “cuando se trata de sexo, hay una amplia gama de preferencias. Esto significa que no hay un movimiento que satisfaga a todos. El hecho de que a tu última pareja le encantó algo no significa que a tu nueva pareja también, o simplemente porque viste una posición en una escena porno no significa que tu pareja quiera hacerla”.

Así de clara fue la especialista al momento de señalar que cada persona es un mundo distinto y que todas las ideas que damos por hecho en las relaciones sexuales pueden estar totalmente erradas.

En este sentido, la radio Bíobío realizó una publicación en la que expone las 7 ideas más equivocadas y distorsionadas que tienen los hombres frente al sexo:

1. Creer que enviarle fotos de sus partes íntimas la excita: La fotógrafa erótica Sarah Pain dice que “la mujer prefiere recrear algo, a que se lo presenten en bandeja. Es muy probable que nos excite más ver a nuestro actor favorito vestido de Armani que tal y como Dios lo trajo al mundo”.

2. Hacer que una relación sexual dure una eternidad: La sexóloga española, Francisca Molero, indicó que “últimamente empezamos a ver cada vez más casos en los que ellos tardan mucho en eyacular o no lo hacen”. Un encuentro demasiado largo puede provocar pérdida de la excitación y lubricación. Añade que “la idea equivocada de que los mejores en la cama son los que más duran entronca con otra fantasía, muy extendida, la de que hay que llegar al clímax a la vez, lo que hace que muchos hombres retarden intencionadamente sus orgasmos para coincidir con los de su pareja, lo que a la larga puede producir problemas”.

3. Ir directo a los genitales femeninos: La experta en sexualidad, Odette Freundlich, afirma que existen múltiples zonas erógenas en el cuerpo de las personas. Además de las primarias, aparecen partes como “cuero cabelludo, ojos, orejas, labios, lengua, cuello, pezón, cintura ombligo, muslos y pies.

4.- Pensar que el orgasmo es lo más importante: la investigadora sexual, Christine Milrod, manifestó en la revista Men’s que “si bien es bueno querer darle a tu pareja ese placer, obsesionarte con el orgasmo no es una decisión inteligente. Este error es el que más a menudo conduce a la ansiedad por el rendimiento sexual e incluso puede desencadenar disfunción eréctil en hombres jóvenes sanos físicamente”.

5. Ser muy serio: En el sexo se necesita relajo, soltarse física y mentalmente, ya que “la gente se olvida de reír. El sexo es divertido y gracioso. Está bien reírse cuando hay ruidos extraños, tu perro salta sobre la cama, o alguien se cae de la cama”.

6. No hablarle: “Incluso si se trata de un encuentro corto, debes ser capaz de tener un cierto nivel de comunicación a fin de que ambos se sientan satisfechos”.

7. Acariciarla sólo en la cama: La sexóloga Diana Resnicoff, indica al diario Clarín que “si bien todos los varones han escuchado sobre la importancia de las caricias previas, algunos ignoran que éstas empiezan mucho antes de entrar a la habitación”. Agrega que “para sentirse sexualemente dispuesta, una mujer necesita sentirse cortejada y seducida, necesita que su pareja le demuestre cariño, y no la bese y abrace únicamente cuando busca un encuentro sexual”.