Un grupo de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados de la dictadura de Pinochet visitó este domingo los terrenos de la Colonia Dignidad en los que, según un testigo, existe una fosa en la que fueron enterrados después de ser fusilados en 1973.

La Colonia Dignidad, un enclave alemán situada a unos 380 kilómetros al sur de Santiago, fue fundado en 1961 por un grupo de alemanes reclutados por el suboficial nazi Paul Schaefer, hoy fallecido.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet funcionó como centro de torturas, exterminio y desaparición de opositores a manos de la policía secreta del régimen.

El juez especial Mario Carroza realizó el 25 de agosto pasado una inspección al lugar, donde un testigo alemán asegura que existe una fosa.

Los familiares de las víctimas visitaron también otra fosa encontrada en la Colonia Dignidad en 2005, donde realizaron un homenaje para conmemorar el 44 aniversario del golpe de Estado que el 11 de septiembre de 1973 derrocó al presidente Salvador Allende.

Paul Schaefer cometió abusos y violaciones de menores durante años en ese enclave. Huyó a Argentina en 1997, cuando la Justicia chilena lo estaba acorralando. Fue capturado en 2005 y murió en prisión en abril de 2010.

Hoy, Colonia Dignidad se llama Villa Baviera y se ha reinventado como complejo turístico en el que aún viven un centenar de colonos.

*Imagen de portada: AFDD Maule @DDHHRegionMaule