“Muchos no habrían declarado si hubiesen sabido que tendrían que exponer las humillaciones”, dice el expresidente Ricardo Lagos al comentar el anuncio de Michelle Bachelet de poner urgencia al proyecto que busca levantar el secreto del informe Valech.

“Hay que entender que el 2003 fue la primera vez en la historia en donde en post dictadura se atrevieron a ver el drama de la prisión política y tortura. El informe Valech, hasta donde yo sé, es único en el mundo”, comenta.

Sobre la decisión de revelar lo que dicen las páginas de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura plantea que “es muy fuerte tomar la decisión de hacer y escuchar lo que ocurrió, precisamente, donde las víctimas hablan. Y para muchos de ellos era volver a algo muy duro y doloroso, pero cómo hacer para que pudieran declarar con tranquilidad, garantizarles que sus dolores, sus humillaciones serían conocidos por aquellos a quienes le hacen la declaración, y en consecuencia, podían hacerlo por un período largo de silencio”.

“Se planteó en un momento en que ese silencio debía durar 30 años y después 50. Han pasado de eso muchos años, y ahora, si se entiende que no se afectan el dolor y el honor de los que declararon, me parece bien que el Parlamento lo apruebe. Pero hay que entender que estamos hablando, respecto de ese momento, 14 años después. Y desde ese punto de vista, me parece entonces que es un anuncio que debe ser analizado en su mérito, pero estoy conforme con la idea que durante 14 años se ha respetado la voluntad de aquellos que se les dijo que estaban en condiciones de estar tranquilos, porque lo que han declarado no sería conocido por el resto de la opinión pública”, agrega, según recoge El Mercurio.

Para cerrar y sintetizar su idea, Lagos es claro: “digámoslo francamente. Hay muchas personas que no habrían declarado si hubiesen sabido que tendrían que exponer públicamente las humillaciones de las que fueron objeto. Estoy cierto de que a ninguna mujer le agrada decir en qué consistió la violación reiterada que se le aplicó”.