El candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami, se inmiscuyó este viernes en la polémica política que marcó la semana a raíz del comentario de la abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, quien aseveró que no iba al programa “En buen chileno” de Canal 13 por la presencia de Sergio Melnick, exminsitro de Pinochet. “Un país decente no debería tener dentro de sus ministerios o un programa de televisión a un hombre que fue ministro del dictador”, diría la periodista.

“Creo que es un error que quien fue periodista de un canal que fundó Sergio Melnick, Melnick fundó La Red, ella trabajó en La Red. Ahí nuevamente una vieja política, antigua, algo enredosa, transformar la indignación de los chilenos en confusión es un error”, dice el cineasta.

Hecho el punto, ME-O plantea entonces que “cómo no va a ir a un programa si trabajó en el canal que él mismo fundó. Por qué aceptó el dinero y el sueldo de La Red si le parecía tan grave Melnick”.

“Si el estándar es no relacionarse con pinochetistas, tampoco se entiende cómo su marido trabaja en El Mercurio“, prosiguió ME-O.

Para rematar, el candidato sostuvo que “eso es confusión, no confundamos los intereses: ella es parte del sistema, lucró con el sistema, equivocadamente rehuye los debates, pero más equivocadamente veta gente”, concluyó

Aprovechando el momento para hablar de la presidencial, el fundador del PRO propone que “a mí me gusta la transparencia, pero hablemos de frente, por eso le pido a los votantes del Frente Amplio que piensen bien quién está preparado para enfrentar a Piñera, quién va de frente, acá estamos con todas nuestras imperfecciones”.