Rey, cuenta la historia de Orllie-Antoine de Tounens, un abogado francés que llegó al sur Chile en 1858 con el objetivo de unificar las fuerzas del pueblo Mapuche y fundar el reino autónomo de La Araucanía y la Patagonia para derrotar al Ejército de Chile en plena Guerra de Arauco.

La curiosidad del director Niles Atallah por el Rey de la Araucanía, comenzó cuando leyó el libro In Patagonia, de Bruce Chatwin. El escritor relata el paso por Argentina de Orllie, pero no cuenta nada de su desventuras en nuestro país. Este es un enigma que el chileno estadounidense pretende desentrañar con su proyecto de historia. Atallah viajó a la Región de la Araucanía para conocer a la comunidad Mapuche Flor del Valle y a las localidades de Tourtouirac y Chorgnac d’Ans en Francia, donde investigó al aventurero.

“Usualmente desde documentos, archivos y objetos se reconstruyen los relatos históricos, pero también sirven para imaginar lo que no sabemos acerca de esos hechos. Precisamente eso, ‘lo que no sabemos’ de Orllie-Antoine de Tounens, esa grieta, es lo que más me interesó y me pareció importante retratar”, detalla.

El film es toda una apuesta audiovisual, con imágenes y sonidos degradados, criaturas humanas zoomorfas y utilización de máscaras, que nos hacen viajar a una Patagonia onírica.

La música de la película fue realizada por el músico chileno Sebastián Jartz, quien preparó las melodías con una reliquia de la música que alberga el Museo Histórico y Antropológico de la Universidad Austral de Valdivia.

Esta es la segunda cinta de Niles Atallah, con “Lucía”, estrenada en 2010,  ganó el Premio FIPRESCI en Cinelatino, y el Premio del Mejor Director Chileno en Valdivia IFF.

Rey, se estrenará el 11 de enero en el circuito alternativo de salas.