La FIFA le redujo la sanción al delantero de la selección peruana Paolo Guerrero, bajando el castigo desde un año a seis meses. De esta manera quedará liberado el 3 de mayo y podrá llegar sin problemas al Mundial de Rusia.

El delantero del Flamengo dio positivo en el doping después del partido frente a Argentina por las eliminatorias y en un inicio se le había castigado por 12 meses. Luego que la FIFA analizó el caso, determinó que seis meses eran suficientes.

La defensa de Guerrero recurrirá al TAS para absolver totalmente al delantero. De todas formas, en otoño el goleador histórico podrá incorporarse a la escuadra dirigida por Ricardo Gareca y prepararse para el primer partido de Perú contra Dinamarca.