El ministro de Justicia, Jaime Campos, hizo frente a la polémica surgida ayer en cuanto a la gran diferencia entre lo que costaba mantener a un preso sobre un niño del Sename.

De acuerdo a un informe de la cartera que encabeza y que fue enviado al Senado, un preso podría llegar a costar $724 mil al mes, mientras que un niño del Servicio Nacional de Menores sólo alcanzaba los $294 mil.

Pues bien, en conversación con T13, el secretario de Estado calificó la polémica como “artificial”, ya que ambos datos no pueden ser comparables porque “Gendarmería tomó todo su presupuesto y lo dividió y dijo, perfecto, cada reo me cuesta $ 720”. En tanto, el Sename sólo lanzó la cifra directa de cada niño.

“Estoy seguro, en la certeza de que no voy a ser desmentido: en cada reo de chile no se gastan directamente $700 mil, de a dónde, le estarían dando de comer caviar y filete”, juró.