A una semana su arribo a La Moneda, el pasado 19 de marzo, el gobierno de Sebastián Piñera anunció a los Seremis regionales. A nivel nacional, la repartición de estos cargos favoreció al expartido del mandatario, RN, con 101 designaciones, luego a la UDI (99), a Evópoli (29) y finalmente al PRI (10).

En la Región de Coquimbo, específicamente el puesto de Salud, recayó en el cirujano dentista Matías Ignacio Letelier Muñoz, militante de la tercera fuerza política del bloque oficialista y egresado de la Universidad de Chile en 2009.

The Clinic comprobó que su currículum, el mismo que entregó a su partido, cuenta con un diplomado y una docencia inexistente, colegiaturas desmentidas y otras irregularidades que ha mantenido desde hace largo tiempo en su presentación profesional, y que fueron tomadas en cuenta para su nombramiento como Seremi.

FORMACIÓN

Según consigna su currículum, Letelier realizó un Diplomado en Cirugía Bucal y comenzó a ejercer la docencia en la Universidad de Chile apenas egresó de Odontología, el año 2009.

La propia casa de estudios se encargó de informar que dicho programa no existe dentro de su malla curricular de postgrado, cuando fue consultada en 2017 por colegas de Letelier que se extrañaron por la “autopublicidad excesiva y uso indebido del logo de la Escuela” de su parte.

En su respuesta, la Facultad de Odontología de la Chile, por indicación del Profesor y Doctor Cristian Vergara, quien además es Coordinador de Programas de Postítulo de la Escuela de Graduados de la misma institución, informó vía email que “esta Escuela no ha dictado nunca el Diplomado en Cirugía Bucal”.

A pesar de que Letelier sostiene que es profesor de la carrera desde hace nueve años, su alma mater también confirmó a este medio que no registra docencia en ramos en Odontología, y que solo fue contratado entre el 1 de marzo y 4 de abril de 2012 para funciones profesionales.

También figura en su currículum un diplomado en implantología quirúrgica de la Universidad Mayor. La casa de estudios desmintió que Letelier haya cursado dicha especialidad, luego que The Clinic advirtiera a Evópoli.

Dos años después de egresar, en 2011, el profesional registró una especialización de dudosa procedencia. Se trata de un certificado emanado por el Colégio Brasileiro de Implantodontia (Brasil), adjuntado en su página web personal.

El mismo diploma especifica que se le otorgó la especialización en la materia tras egresar del curso, que se extendió de marzo a octubre de aquel año. Además de tratarse de una institución que no contempla un plan de estudios definido, y que no está reconocida por la Superintendencia de Salud como un centro homologable a especializaciones nacionales, lo utilizó como base para su autodenominación como “biespecialista” (rehabilitador e implantólogo), algo que levantó ruido en su círculo profesional.

Al respecto, la Sociedad de Implantología de Chile informó que “el Colégio Brasileiro de Implantodontia no está acreditado en nuestro país”. “Para toda persona que tenga algún curso de especialización hecho en el extranjero, además de indicar en qué Universidad lo hizo, debe proporcionar el programa in extenso, y si se aprueba, debe someterse a examen”, complementó. Junto a esto, la Superintendencia de Salud indica que Letelier “no registra” especialidad alguna en su historial, y que solo cuenta con su título de cirujano dentista.

Por último el odontólogo expone un Doctorado en Filosofía de la Educación de la Universidad de Atlanta, presuntamente obtenido en 2016. A diferencia de otros certificados, no adjunta el diploma respectivo en su página personal ni institucional, y tampoco especifica la casa de estudios a la que asistió, ya que no existe el centro tal como lo denomina (en el estado de Georgia están ubicadas la Clark Atlanta University, Atlanta University Center y otras instituciones educacionales, pero no la indicada por Letelier).

MEMBRESÍAS

Además de estos elementos, el Seremi de Salud de la Región de Coquimbo asegura formar parte del Honorable Colegio de Dentistas de Chile, la Sociedad de Prótesis Estomatológica de Chile y de la Sociedad de Implantología Oral de Chile.

Esta última informó que el profesional nunca ha sido registrado en su base de datos. Es más, en 2017, cuando fue consultada por la validez de la mencionada especialización obtenida en Brasil, consignó que en virtud de los antecedentes “se investigó por parte de algunos docentes de la U. de Chile, y se encontró que la mayoría de ellos eran de dudosa credibilidad”.

La Sociedad de Prótesis Estomatológica de Chile, por su parte, afirma que si bien Letelier figura como parte de ella, no han tenido contacto desde hace más de un año, y que debe la anualidad del 2017.

Algo similar ocurre con el Colegio de Dentistas de Chile: la nueva autoridad regional está inscrito en el cuerpo, pero perdió sus beneficios a raíz del no pago de las mensualidades desde marzo del año pasado.

La colectividad donde milita Letelier, Evopli, investigó el curriculum del actual Seremi y constató que los datos entregados al gobierno y al partido “eran inexactos, por no decir falsos”. Fuentes al interior del partido señalan que fueron engañados y que le solicitaron al actual seremi que emitiera a la brevedad una declaración pública, reconociendo los hechos y disculpándose con el gobierno tras su nombramiento.

Al ser consultado por The Clinic, Letelier aseguró que su currículum tenía “imprecisiones” y que cumple con la formalidad exigida para ocupar el cargo.

El cirujano dentista bajó su página personal, donde aparecía su currículum, y eliminó su perfil de linkedin. Ambos, el día de ayer.