Zlatan Ibrahimovic, genio y figura dentro y fuera de la cancha, ha rebajado un tanto la calidad del gol de chilena de Cristiano Ronaldo en Turín durante el partido de ida de los cuartos de final de la Champions que enfrentaba a la Juventus y al Real Madrid.

“Estuvo bien, fue un buen gol, pero debería intentarlo desde 40 metros”, dijo el excéntrico delantero sueco, haciendo referencia a su espectacular tanto de 2012, cuando le marcó a Inglaterra un golazo desde fuera del área que le valió en su momento Premio Puskas.

Ibra, siempre convencido de su propia valía, tan carismático como ególatra, milita actualmente en Los Ángeles Galaxy de la Major League Soccer.