Muy mal cayeron las palabras del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, quien en el marco del debate de Ley de Identidad de Género sostuvo que “No porque yo a un gato le pongo nombre de perro, comienza a ser perro”.

El líder de la Iglesia Católica chilena dijo que “Más allá del nominalismo, hay que ir a la realidad de las cosas. No porque yo a un gato le pongo nombre de perro, comienza a ser perro”.

Más adelante expuso que “Yo lo que digo, digamos, es que es una cosa que tiene muy poco sentido, objetivamente. Puede tener un sentido humano, de satisfacción de una situación, de una petición, pero, objetivamente ¿qué cosa significa? Es un cambio de registro”.

Una de las personaldiades que confrontó la opinión de Ezzati fue la periodista de CNN Chile, Mónica Rincón, respondiendo a través de Twitter.

“Qué triste. Toda opinión es válida, pero hay metáforas inaceptables, porque insultan y duelen. Habría que explicar a Ezzati que no es que a un HOMBRE se le vaya a llamar MUJER, es una MUJER que pide que se respete identidad. Y a la inversa”.