La ex conductora de televisión Paulina Nin de Cardona se refirió a la crisis de la televisión tras las denuncias de abuso y acoso que han aparecido en los medios durante los últimos días.

Actualmente, la ex animadora de “La mañana del trece” está alejada de la pantalla chica, pero reconoce en el algún momento tuvo que lidiar con invitaciones y rumores de pasillo de compañeros y compañeras de trabajo.

“Yo creo que depende de uno aceptar ciertas situaciones. Cuando yo entré a la televisión sí sabía, se sabía de mujeres que sí se estaban dispuestas a hacer cosas a cambio de conseguir más pantalla. Aunque no sé si eso se llamará acoso”, asegura.

“De hecho, a mí me invitó a salir un gerente de Televisión Nacional y yo nunca acepté. Yo era soltera y él era soltero. Me preguntó por qué y yo le dije porque no quiero estar en la boca de nadie. Y era regio y soltero. Pero yo sabía que si yo salía con él todos iban a decir ‘ahhh, está en el Festival de Viña porque salió con un gerente’, ¿me entiendes? Y en ese momento yo era soltera, vivía con mis papás, no tenía hijos. Yo no quería mi gente pagara los platos porque yo tengo una pega pública”, cuenta.

¿Viste algo sospechoso en tus inicios como animadora?

No, yo nunca vi nada. Pero sí se escuchaba y se comentaba ‘ahh esta pasó por la barba’. Ese era el término que usábamos. Pero te vuelvo a repetir, la que pasaba por la barba era porque ella lo aceptaba para conseguir algo, entonces yo creo que hay abusos y hay abusos.

¿A qué te refieres?

Obviamente no estoy de acuerdo con utilizar el poder para que tu tengas trabajo, que un director te diga que ‘ya, si no te acostai conmigo, entonces no participai de la teleserie. Si no te acostai conmigo entonces no animai el programa’. Eso obviamente no lo acepto por ningún motivo. Pero sí cuando yo entré a la televisión había niñas muy conocidas a las que les daba lo mismo. Así que víctimas hay, pero hay otras que no son na’ victimas. No estoy hablando de las mujeres que hicieron la denuncia (a Herval Abreu), pues no conozco de cerca el caso.

¿Crees que habrá un remezón en la industria de la televisión tras salir a la luz estos casos?

No lo sé. Yo creo que la que quiere estar en la palestra puede ponerse a hablar. Es que te vuelvo a repetir: hay casos y hay casos en este cuento. Entonces considero que hay que ser súper juiciosa en considerar y en analizar bien. Es decir: ¿el fin justificó los medios para yo conseguir algo o realmente no tuve otra y este señor se aprovechó? Es como te digo, yo conocí mujeres a las que les importaba un reverendo comino.

O sea es tanto, como que una vez me dijeron que si quería llegar lejos aquí tenís que tener uno pal busto y otro pal gasto. Así de simple.

¿Qué te parece la actitud tomada por los canales tras las denuncias?

No lo sé, en el último tiempo todo se ve grave todo se ve extremo, y yo creo que todos los extremos son malos. Cuando se trata de abusos en niños, yo no los acepto. Abuso de los curas a los niños, jamás. Pero yo te digo que en el mundo de la televisión y el mundo del cine hay que andar con mucho cuidado. Hay casos de mujeres que no tenían otra pero hay otras a las que le da lo mismo. Entonces hay que tener mucho cuidado. En el caso mío, Yo hablo por mí, por la Paulina Nin de Cardona, a mí nadie me acosó, nadie me faltó el respeto. Yo creo que va en uno también. Yo preferí demorarme en llegar a donde quería llegar, pero no tener que salir con nadie.