La reunión con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, fue “vital” para las decisiones que tomó el delantero Paolo Guerrero, que le permitieron obtener una resolución favorable a su petición de jugar el Mundial de Rusia, afirmó el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo.

“Esa reunión fue importante, vital. Duró más de una hora, casi dos. Fue una conversación larga y sincera con el presidente Infantino”, afirmó Oviedo este sábado en la emisora RPP Noticias en referencia al encuentro que sostuvieron los tres el pasado 22 de mayo en Zúrich.

El mandatario de la FPF agregó que en la cita “se conversaron muchas cosas”, pero resaltó “la sinceridad y la motivación” que les dio Infantino, quien, según dijo “es un admirador también de Paolo”.

Oviedo agregó que Infantino les dio una “motivación” y recomendación “de manera deportiva”, por lo que salieron del encuentro decididos a agotar todas las opciones para conseguir que el delantero pueda asistir al Mundial con la selección peruana.

“Nos miramos a los ojos con Paolo, salimos de la FIFA e inmediatamente tomamos las decisiones que había que tomar. Cogimos un taxi, fuimos a buscar a los abogados, se estructuró una línea de trabajo”, remarcó.

Aunque el dirigente peruano sostuvo que no puede dar todos los detalles del encuentro con Infantino, reiteró que este fue “muy importante en su momento”.

Oviedo también señaló que desde ese momento afrontaron días muy “tensos”, a la espera de obtener una respuesta del Tribunal Federal Suizo sobre la inhabilitación de 14 meses que le impuso a Guerrero el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), aunque desde que partieron a Suiza sabían que no debían perder las esperanzas.

“Hoy podemos decir que, gracias a Dios, se ha logrado que nuestro capitán esté hoy ya entrenando. Me da satisfacción verlo, después de siete meses, con esa camiseta de la concentración. Hasta las lágrimas se me salieron. Se hizo justicia con Paolo”, señaló.

El presidente de la FPF también dijo que la actitud del artillero peruano fue “extraordinariamente profesional” porque en todo momento se entrenó con un preparador físico para mantenerse en forma mientras se resolvía su caso.

Reveló, además, que Guerrero “nunca estuvo desconectado de sus compañeros” en la selección y que se felicitó de que, con él, Perú llegará a Rusia “con el equipo completo”.

“Todos estamos felices, sus compañeros, el comando técnico, el país. Este ha sido un trabajo en equipo (…) vuelvo feliz a Lima”, concluyó.

Guerrero se unió este jueves a la concentración de Perú en la ciudad austríaca de Schrun, donde fue recibido con gran alegría por el seleccionador Ricardo Gareca, y sus compañeros, tras lo cual ya participó de forma regular en los entrenamientos de este viernes y sábado del combinado Blanquirrojo.

El mismo jueves el Tribunal Federal de Suiza anunció la suspensión provisional de la inhabilitación por 14 meses por dopaje que le había impuesto el TAS en respuesta a un recurso y a la petición urgente del jugador sancionado.

En la exposición de los elementos considerados por la Justicia suiza se mencionan “los perjuicios de todo tipo que el recurrente, que ya tiene 34 años, sufriría si se le impide participar en una competencia que será la coronación de su carrera como futbolista”.

Ello considerando sobre todo que “no actúo intencionadamente ni cometió una negligencia significativa” al incurrir en dopaje.

Tras la decisión, Guerrero afirmó que “ya no hay límites” y “ya no hay sueños imposibles”, porque “está demostrado que cuando los peruanos nos unimos, todo es posible”.