Si hablamos de definiciones infartantes en este Mundial de Rusia 2018, es imposible no considerar la final a penales entre Inglaterra y Colombia. La definición, que solo pudimos conocer hasta el final del partido, dejó a más de alguno con el corazón en la mano.

La selección inglesa logró instalarse en los cuartos de final gracias a su arquero Jordan Pickford, quien se transformó en la figura tras lograr atajar el quinto penal pateado por Carlos Bacca.

Sin duda lo más llamativo de esa sesión de penales fue el inglés adivinó cada una de las posiciones de los jugadores contrarios a la hora de patear, menos Radamel Falcao.

Incluso fue el propio jugador que reveló lo que había pasado: “ estudié junto a los técnicos” los lanzamientos, y que había sido “solo Falcao cambió el lugar”.

Incrédulos por la certera posición del atajador, el diario inglés The Sun, reveló el truquito desarrollado por el arquero. Se trata de una fotografía clave, que muestra un “ayuda memoria” pegado en la botella de agua de Pickford.