Un mes después de haberse declarado inocente de los cargos de abuso sexual ante la corte de Nueva York, el productor de cine Harvey Weinstein concedió una entrevista en la que admitió algunos de los hechos que se le imputan.

“Nací pobre, feo, judío y tuve que luchar toda la vida para llegar a algún lado (…) Ninguna chica me miró hasta que triunfé en Hollywood. Sí, les ofrecí trabajos de actuación a cambio de sexo, pero también lo hicieron y aún lo hacen todos. Pero nunca, nunca, obligué a una sola mujer”, declaró a la revista Spectator.

Quien realizó la entrevista, el periodista de ascendencia griega Taki Theodoracopulos, reveló que Weinstein le ofreció “en exclusiva” la conversación y que lo hostigó constantemente por su acomodado origen: “Tú naciste rico y privilegiado”; “tú eres elegante”; “tú tienes muchas mujeres”.

Weinstein, quien actualmente se encuentra en libertad bajo fianza, arriesga cadena perpetua por los seis cargos por delitos graves que pesan sobre él: dos por agresión sexual predatoria, dos cargos de acto sexual criminal en primer grado, un cargo de violación en primer grado y otro de violación en tercer grado.