“Es curioso cómo insisten en referirse al proyecto de Lavín como ‘vivienda social’ (hasta 950 UF), cuando en realidad es ‘vivienda económica para la clase media’ (hasta 2.200 UF). La diferencia es importante y conduce a error en la discusión sobre integración social”.

Este fue el cuestionamiento que hace dos días lanzó el arquitecto y director de Espacio Público, Sebastián Gray, respecto al proyecto de viviendas sociales anunciado por el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín en la Rotonda Atenas.

El mensaje encendió el debate a tal punto que incluso el propio edil apareció para responderle que “la propuesta es que el 60% sea subsidio clase media y el 40% sea subsidio para familias vulnerables DS49”.

Al ser consultado por si todas las viviendas tendrán el mismo tamaño, el ex candidato presidencial contestó que “las DS49 son un poco más chicas. 61 metros cuadrados VS 64 metros cuadrados”. Sobre el costo que tendrán estos departamentos, precisó que “en el primer caso cero, solo 70 UF de ahorro. Y en el segundo caso del tipo $150 mil”.

Pues bien, el académico de la Universidad Católica profundizó con The Clinic sobre esta polémica y repasó el contexto histórico de los esfuerzos realizados por Chile en favor de la integración social, esa que se vio interrumpida cuando la dictadura de Pinochet se tomó el poder.

¿Qué es una vivienda social?

El concepto de “vivienda social” está muy vinculado a un cierto prejuicio histórico, y por lo tanto, lo que conviene decir es vivienda de integración social o vivienda accesible o vivienda costeable. Vivienda social en Chile se entiende y se va a entender por muchos años como viviendas mínimas o básicas, pero obviamente no es el caso.

Qué tanto de viviendas sociales tiene el proyecto de Lavín?

Ayer publiqué un comentario en Twitter de que en realidad el tipo de viviendas que legalmente se llama para la clase media tiene un subsidio especial para un segmento y está destinado a una viviendas que es relativamente buena. 2200 UF máximo de valor y unos 64 metros cuadrados. Lavín me contestó y me aclaró que el proyecto que él intenta hacer es un 40% para familias vulnerables (legalmente que deberían tener un valor máximo de 1.100 UF) y otro 60% es un subsidio para la clase media (que tiene un valor máximo de 2.200 UF).

¿En el proyecto de Lavín hay efectivamente integración?

Lavín ha hecho un uso mañoso de las palabras o del concepto de ‘vivienda social’ con fines propagandísticos, pero si es como él dice, hay integración en el mismo conjunto, puesto que habrían familias vulnerables y familias de la llamada clase media emergente. También hay integración social en el barrio, puesto que llegan a vivir ahí familias que normalmente no habrían podido acceder a una vivienda ni aunque tengan capacidad de ahorro o capacidad de crédito hipotecario.

¿Cuáles son, a tu juicio, los beneficios de la integración social?

Es un imperativo moral y político de cualquier civilización o sociedad civilizada mantener un equilibrio entre grupos socioeconómicos, de manera de poder hacer convivir distintas formas de ver la vida y al mismo tiempo evitar una segregación espacial, que termina transformando la ciudad en islas amenazadas mutuamente, que es un poco lo que nos pasa hoy, con todos los problemas de seguridad ciudadana y que en gran medida tienen su origen en 40 años de segregación brutal de Santiago como nunca antes existió en nuestra historia.

¿Qué ha hecho Chile por terminar con la segregación?

Los esfuerzos comienzan en 1906, se interrumpen en 1973 y se retoman hace 5 años, cuando nos empezamos a dar cuenta, mirando hacia atrás con perspectiva histórica, de las consecuencias que ha tenido la política de vivienda social desde la Dictadura en adelante.

¿Qué consecuencias?

En gran medida la delincuencia focalizada de grupos que se mueven de un sector hacia otro. También hay problemas de convivencia en los suburbios de Santiago, que son bastante graves y difíciles de controlar, estoy pensando en narcotráfico y cosas así”.

FOTOS: Así serán las viviendas sociales de Lavín en la Rotonda Atenas de Las Condes – The Clinic Online

The Clinic quiso hacer un paréntesis en esta intensa polémica entre vecinos para contar en simple todos los detalles que necesitas saber respecto a este proyecto inmobiliario que se ubicará en avenida Cristóbal Colón 7387.