Durante la madrugada de este sábado y vigilado por un amplio contingente policial, el machi Celestino Córdova fue trasladado desde el Hospital Intercultural de Nueva Imperial hasta su rewe (altar sagrado), donde se realiza una importante ceremonia mapuche.

El operativo se inició a las 4.45 am y en él, participaron 110 funcionarios de Gendarmería. De ese grupo, 70 viajaron ayer a las 16.00 horas desde Santiago a Temuco. Además se sumó un amplio contingente de Carabineros.

En total, hay 150 uniformados monitoreando la zona y realizando controles de seguridad. El contingente policial además incluye personal del Gope, Fuerzas Especiales y personal aeropolicial.

Al ser catalogada como zona roja, Carabineros solo puede ingresar a 1700 metros del lugar donde se lleva a cabo la ceremonia mapuche. Para concretarla, se autorizaron a 24 acompañantes de familia y comunidad, más dos acompañantes, representantes del instituto de INDH, y una representante del alto comisionado de naciones unidas de DD.HH.

El machi Celestino, como en todo traslado o beneficio a algún interno, es responsabilidad de Gendarmería y por lo tanto es esa institución la encargada de fortalecer la seguridad del procedimiento. La institución cuenta con 16 vehículos que participaron del operativo, más una ambulancia.

Según informa La Tercera, la vocera de Celestino Córdova, Gabriela Calfucoy, aseguró que el machi no está esposado y que la actividad espiritual se desarrolla tal y como se había acordado.