Aun cuando el Presidente Sebastián Piñera ha repetido que “palabras más, palabras menos”, hay que destacar el fondo, los dichos del ministro de Educación, Gerardo Varela, han hecho mella en el gobierno.

La encuesta Cadem de este lunes lo refleja así, y da cuenta que la torpeza comunicacional del jefe del Mineduc ha repercutido de manera más que negativa en el Ejecutivo.

En primer lugar hay que decir que, medido semana a semana, el respaldo a Piñera -tras el exabrupto de Varela- experimentó su mayor retroceso desde que asumiera la primera magistratura del país el 11 de marzo pasado.

Al 27 de julio, la aprobación al Jefe de Estado pasó de 54 a 49%. El rechazo en cambio, en la misma lógica, subió de 33 a 37%.

Para el ministro, el hecho implicó necesariamente pasar de un nivel de conocimiento en torno al 53% a uno de 73. Es decir, 20 puntos.

Además, se trata del miembro del gabinete peor evaluado, con una desaprobación de 74% y un respaldo de 22%. Respecto de este último punto, vale decir que en un mes, Varela vio cómo su respaldo se redujo a la mitad.