Mónica Rincón una vez más se hizo cargo de la contingencia y esta vez aprovechó su editorial “Marca Registrada” en CNN para repasar los últimos dichos de Iván Moreira en contra de Juan Carlos Cruz, a quién trató de “llorón” y “divo” en medio de una defensa a la Iglesia Católica tras las acusaciones de abuso sexual.

Así, la periodista cuestionó el ataque que realizó el senador UDI, señalando que “hay frases que no se pueden dejar pasar. Hay insultos frente a los que es necesario detenerse”.

Además, le recordó que hizo “la huelga de hambre más corta de la historia de Chile, acusa a una víctima de Karadima de andar tras las cámaras. El mismo que en los 90 zamarreó a su entonces colega, Jorge Schaulsohn delante de todos los canales de televisión”.

“¿Cruz oportunista? Un valiente de los que se atrevió a denunciar cuando nadie lo hacía. Cuando a Karadima le decían el “santito”, cuando los obispos formados por él y otros lo defendieron cerradamente”, dijo.

Rincón enfatizó en que “o Moreira no cree lo que dijo y lo que hace es un uso político de como él mismo la llama una tragedia o sí cree en sus palabras y en ese caso poco sabe o quiere enterarse de lo que pasó en la parroquia El Bosque y de la lucha que por ellos y por otros han dado Murillo, Hamilton y Cruz”.

“Cuando la sociedad chilena pide un nunca más abusos, este tipo de insultos exceden esta pelea particular. Son una bofetada para muchas víctimas que alzan la voz y una actitud que en nada ayuda a la convivencia nacional y menos al prestigio de la política”, expresó.

Por último, la conductora de CNN Chile interpeló a Moreira diciendo que “a un senador de la República cabría pedirle más mesura. Cabría pedirle un raspado de olla de caridad con alguien como Cruz que ha sufrido demasiado y a quien no hay derecho de revictimizar. Cabría pedirle que mínimo… se disculpe”.

REVISA EL VÍDEO ACÁ.