Un jurado en California, Estados Unidos, condenó hoy a Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares a un hombre que asegura que el cáncer terminal que padece se debe a su exposición a un producto de la multinacional que contiene el polémico herbicida glifosato, informaron medios locales.

El hombre en cuestión, Dewayne Johnson, sostiene que utilizó el herbicida Roundup de Monsanto de manera frecuente mientras trabajó como jardinero para el distrito escolar de San Francisco.

El jurado, del Tribunal Superior de San Francisco, determinó hoy que Monsanto no advirtió correctamente del riesgo para la salud que se corría al usar este producto con glifosato.

El jurado también concluyó que la omisión de las advertencias necesarias fue “un factor sustancial” en la enfermedad de Johnson, que tiene 46 años y padece linfoma no hodgkiniano (un cáncer en los linfocitos de la sangre).

Los médicos del demandante aseguraron en el juicio que a Johnson le quedan meses de vida.

El glifosato es un herbicida que ha generado una gran controversia en todo el mundo por presuntos efectos perjudiciales tanto en la salud de las personas como en las tierras rociadas con productos que lo contienen.

En un comunicado de prensa, Scott Partridge, uno de los vicepresidentes de Monsanto, señaló que apelarán la decisión judicial.

“Mostramos nuestra empatía con el señor Johnson y su familia. La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones -y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA), el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. (NIH) y autoridades regulatorias en todo el mundo- apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer”, aseguró.

Medios locales recordaron hoy que este es el primero de los cientos de casos que Monsanto debe afrontar en Estados Unidos por los supuestos efectos cancerígenos del glifosato.

El ministro de Ecología francés critica a Monsanto por el uso de glifosato

El ministro de Ecología francés, Nicolas Hulot, criticó hoy a la multinacional Monsanto, condenada a indemnizar con 289 millones de dólares a un jardinero estadounidense enfermo de un cáncer terminal.

“Monsanto Bayer no tiene, en ningún caso, como objetivo el bienestar de la humanidad”, pero sí “el de sus accionistas”, declaró Hulot en declaraciones difundidas por el canal televisivo “BFMTV”.

El ministro tuvo duras palabras contra la multinacional, después de que un jurado en California (EEUU) le ordenase pagar 289 millones de dólares al jardinero Dewayne Johnson, quien asegura que el cáncer terminal linfático que padece se debe a su exposición a un producto de la multinacional que contiene glifosato.

La meta de Monsanto es “capitalizarse (…) con los recursos alimentarios del planeta”, denunció Hulot, uno de los personajes políticos más populares de Francia por su pasado en la televisión como presentador de programas sobre medio ambiente.

El político se preguntó además “cómo se pueden conceder créditos” a empresas que encaran “el peor rostro del imperialismo”.

“Las multinacionales son fuertes porque nosotros somos débiles”, agregó.

Hulot, cuyo Gobierno encabezó la oposición en la Unión Europea al glifosato, pidió librar “una guerra todos juntos” para combatir “las partículas peligrosas” para la salud, y demandó actuar antes de que se produzcan más muertes.

En la UE, la licencia del glifosato fue renovada por cinco años a finales de 2017 por la Comisión Europea, a pesar de la división mostrada por los países comunitarios.

Francia, que ha prometido acabar con esa sustancia en tres años, se opuso a esa renovación junto a ocho países más, mientras que otro grupo de países, entre ellos España, se mostró favorable a la misma.

Hulot deseó que esta sentencia abra los ojos y sirva para que el resto de países decidan prescindir de este herbicida, el más utilizado del planeta.

Bayer tiene confianza

El grupo químico y farmacéutico alemán Bayer se mostró hoy optimista sobre el recurso que tiene previsto presentar su filial Monsanto contra la condena de un jurado en EEUU que le obliga a indemnizar a un hombre que asegura que el cáncer terminal que padece se debe a su exposición al herbicida glifosato.

“Estoy convencido de que los jueces determinarán que el glifosato y Monsanto no son responsables de la enfermedad” de este hombre, dijo a Efe un portavoz de Bayer.

Al mismo tiempo subrayó la postura de la empresa, que afirma que “el uso correcto” de este herbicida “es seguro”.

Recordó, además, que Bayer y el productor estadounidense de transgénicos Monsanto “operan de manera independiente”.

Monsanto fue adquirida en junio pasado por el consorcio alemán por alrededor de 63.000 millones de dólares (unos 55.000 millones de euros).

Por su parte, el Gobierno alemán señaló que la sentencia en Estados Unidos no supone una razón para acelerar el objetivo del Ejecutivo de prohibir el uso de glifosato.

“Lo que esta en vigor es lo consensuado en el acuerdo de coalición de Gobierno en cuanto a poner fin al uso de glifosato esta legislatura”, declaró un portavoz del Ministerio de Medio Ambiente en una rueda de prensa.

Subrayó que la sentencia de Monsanto se refiere a una cuestión de salud y recordó que el gabinete alemán defiende el abandono del glifosato porque el uso masivo de este herbicida afecta a la biodiversidad.

“Como Gobierno tenemos una postura claramente crítica hacia este agente y por diversos motivos. La razón principal es un motivo que está claramente probado a nivel científico y es el de su impacto en la biodiversidad”, precisó.

Las acciones de Bayer cayeron hoy en la Bolsa de Fráncfort casi un 11 % como reacción a la sentencia del pasado sábado en Estados Unidos contra Monsanto, la primera de cientos de demandas que afronta el productor de transgénicos por los supuestos efectos cancerígenos del glifosato.