El derrumbe de un tramo de un viaducto en la ciudad italiana de Génova (noroeste) ha causado varios muertos, según informan los medios locales, sin que por el momento haya cifras concretas.

Parte de este viaducto de unos 90 metros de altura se vino abajo con varios vehículos que han quedado sepultados bajo los escombros, según informan los medios locales, que citan fuentes de los equipos de emergencia que operan actualmente en la zona.

Por el momento se han sacado a dos personas con vida, según las mismas fuentes, mientras que el ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, avanzó que lo sucedido en Génova se perfila como una “inmensa tragedia”.