Con el tradicional corte de cinta, el Defensor Nacional Andrés Mahnke dio por inauguradas las dependencias de la Defensoría en la futura Región del Ñuble, la que entrará oficialmente en vigencia el próximo 6 de septiembre.

La Defensoría Regional de Ñuble contará con una dotación de 18 personas, entre directivos y defensores locales y estará encabezada por el abogado Rodrigo Flores, quien asumirá como defensor regional interino hasta fines de 2018, mientras se define el concurso público que nombrará a la primera autoridad institucional en esa zona.

Durante la ceremonia, el Defensor Nacional relevó la importancia de ser parte de la institucionalidad de la nueva Región del Ñuble y así representar de mejor manera a las personas que enfrentan el sistema penal en todo Chile.

Para el nuevo defensor regional el éxito de la nueva labor que inician depende del apoyo de todos los funcionarios de la región. “Debemos incorporar las mejores prácticas acumuladas en estos 18 años, seremos modernos y tendremos los mejores estándares”, dijo.

El senador Felipe Harboe, en tanto, destacó el rol de la Defensoría Penal Pública y dijo que su lema “sin defensa no hay justicia, nos da una mirada de sociedad” y agregó que realiza “una labor muy loable. Todos tienen derecho de defenderse”.

Durante el primer semestre de este año, la Defensoría Penal Pública atendió un total de 3 mil 485 causas en las siete comunas que a partir del 6 de septiembre conformarán la nueva región de Ñuble. De éstas, en un 82,2 por ciento de los casos los imputados fueron hombres, mientras que en el 17,8 por ciento se trató de mujeres.

De este total, además, sólo el 4,8 por ciento de las causas correspondió a menores de edad y sólo el 0,3 por ciento de los imputados eran extranjeros.

Entre los delitos de mayor incidencia ocurridos en la futura región, el de lesiones lidera el período, con un 21,4 por ciento de las causas, seguido por los delitos contra la libertad e intimidad de las personas (13,7 por ciento) y delitos de la Ley de Tránsito (12,1 por ciento).

También estuvieron presentes en la ceremonia inaugural el delegado presidencial Martín Arrau-García Huidobro; el presidente de la Corte de Apelaciones de Chillán, Darío Silva, la fiscal regional del Ñuble, Nayaret Mansilla y el defensor regional del Biobio, Osvaldo Pizarro.