El pasado martes 28 de agosto, el Tribunal de Temuco modificó la medida cautelar dictada sobre José Peralino Huinca, uno de los tres condenados por el caso Luchsinger Mackay, pasando de arresto domiciliario total a arresto parcial nocturno, por lo que deberá permanecer en su hogar entre las 20:00 y 08:00 horas.

Según informó el sitio web del Poder Judicial, “el tribunal –integrado por los magistrados Jorge González Salazar, Rocío Pinilla Dabbadie y Juan Mauricio Poblete Erices- ordenó oficiar a la Tercera Comisaría de Carabineros de Padre Las Casas, para que controle el cumplimiento de la medida cautelar”.

El pronunciamiento del tribunal se da a menos de una semana de los alegatos por la nulidad del juicio, celebrados en la Segunda Sala de Corte Suprema.

Esto, luego de que la defensa de los condenados José Peralino -sentenciado a cinco años y un día de libertad vigilada-, José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel -quienes arriesgan cadena perpetua-, solicitara revisar el procedimiento por presuntos vicios de legalidad en la obtención de las declaraciones de Peralino, quien denunció haber sido presionado y hostigado por comisarios de la PDI antes de confesar su supuesta participación en el atentado.

José Peralino Huinca: ¿Un delator forzado?

Asesino, testigo clave, traicionero, chivo expiatorio. Estos son algunos de los apelativos que ha recibido José Peralino Huinca, uno de los tres comuneros sentenciados por participar en el incendio que acabó con la vida del matrimonio Luchsinger Mackay en 2013.

La Segunda Sala del máximo tribunal fijó para el 12 de septiembre la comunicación de su resolución, a las 13:00 horas.