La periodista gringa, Lauren Cocking, quedó “traumada” luego de probar un clásico terremoto chileno, todo esto justo en momentos previos de que se realicen las esperadas Fiestas Patrias.

En su trabajo para la Revista Ozy, la reportera calificó que este popular trago parece “inofensivo”, pero que realmente puede resultar terrible, dejando incluso “inconscientes” a las personas.

Añadió que “puede parecer un dulce de algodón líquido y tener una bola de helado de piña que parece inocente en su superficie, pero el peligro es que puedes terminar bebiendo dos vasos de vino en segundos”.

“Independiente de dónde decidas probar el clásico terremoto, recuerda que lo más aconsejable es parar tras el primer vaso, aunque lo más probable es que tu cuerpo te diga otra cosa”,