Sebastián Piñera se reunió hoy en París con su homólogo francés, Emmanuel Macron, con quien habló sobre la demanda de extradición lanzada contra el exfrentista Ricardo Alfonso Palma Salamanca, condenado a cadena perpetua por terrorismo y prófugo desde 1996.

“Lo que Chile quiere es que Palma Salamanca pueda volver a Chile donde fue juzgado y condenado por un delito terrorista”, defendió Piñera en una declaración a la prensa tras su encuentro con el mandatario francés.

El Tribunal de Apelación de París debe examinar el próximo 10 de octubre la demanda de extradición de Chile contra este antiguo miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), condenado por el asesinato del senador derechista Jaime Guzmán, en abril de 1991 y por otros delitos, y fugado de la cárcel en 1996.

El pasado mes de febrero fue detenido en la región de París pero quedó con libertad bajo control judicial. Él y su pareja, Silvia Brzovic Pérez, también miembro del FPMR, han pedido asilo en Francia.

Su entrevista con Macron, a la que acudió acompañado de la primera dama, Cecilia Morel, se enmarca en una gira de diez días por Europa que comenzó hoy y continuará mañana en España para seguir a partir del miércoles en Alemania, Bélgica y el Vaticano.

Piñera salió satisfecho de la reunión con el jefe del Estado francés con el que discutió “muchos temas muy importantes para Chile”, como la renovación del acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE), para mantener los enlaces económicos con el bloque, tercer socio comercial del país andino y su principal inversor.

“Tendremos el apoyo de Francia”, aseguró Piñera, que ha invitado al francés a visitar Chile a principios de diciembre, tras la reunión del G20 que tendrá lugar en Argentina.

“También buscamos acuerdos en otros temas, como desarrollar las energías limpias y unir fuerzas para que Chile y Francia podamos ser líderes en un mundo más limpio y sustentable”, dijo.

Piñera y Macron trataron asuntos en materia de defensa y ciberseguridad en un acercamiento que sirvió para “marcar una nueva hoja de ruta en las relaciones” entre ambos países, “con objetivos concretos y fechas acordadas” para que Chile pueda “desarrollarse con mayor profundidad”.

A lo largo de la jornada, el dirigente se reunió también con el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, con quien acudió a la Station F, el mayor campus de startups del país.

Después visitó la sede de la Unesco, la Escuela Militar, acompañado del ministro de Educación Jean-Michel Blanquer, y, antes de Macron, se reunió con el presidente del Senado, el derechista Gérard Larcher.

“Creo que coincidimos en muchos temas con Macron y sé que tenemos mucho en lo que trabajar juntos”, zanjó.