Diecisiete periodistas que trabajaban para medios internacionales durante el régimen de facto que Augusto Pinochet encabezó en Chile cuentan sus experiencias en el libro “Corresponsales bajo dictadura (Chile 1973-1990)”, presentado hoy en Santiago.

Uno de los periodistas que expone sus vivencias es Juan Jorge Faundes, redactor en ese tiempo de la Agencia Efe y que debió salir bajo protección a un exilio que se prolongó por años ante una inminente detención.

El libro, según señalaron a Efe algunos de los autores, ha venido a llenar un vacío en la reconstrucción del papel cumplido por la prensa internacional para la difusión en el mundo de lo que ocurría en Chile, donde buscar la noticia era desafiar a los servicios de seguridad del régimen y arriesgar la libertad o incluso la vida.

Esa labor, según destaca en el prólogo la periodista chilena María Olivia Monckeberg, fue “una gran hazaña colectiva que, sin proponérselo, juntó en el lugar y en el tiempo a un grupo de profesionales que aportaron lo suyo durante esa gran lucha que fue la reconquista de la democracia”.

Hasta ahora, destaca Monckeberg, Premio Nacional de Periodismo 2009, “no se había hablado sobre lo que hicieron quienes desde las agencias o como corresponsales de medios internacionales traspasaron barreras para contar lo que ocurría, exponiendo muchas veces la vida o soportando amenazas y vejaciones”.

El volumen, de 250 páginas, editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), fue coordinado por Orlando Milesi, corresponsal en esa época de la agencia Ansa y se presentó este lunes en uno de los salones de la Feria Internacional del libro de Santiago (Filsa), en el Centro Cultural Estación Mapocho, de la capital chilena.

Su contenido recoge testimonios de arrestos arbitrarios, expulsiones, hostigamientos, censuras, ataques físicos y amedrentamientos contra corresponsales, así como allanamientos y cierres de oficinas tras el golpe que Pinochet encabezó el 11 de septiembre de 1973.

Consigna, además, el primer acto criminal contra la prensa extranjera, que tuvo lugar antes del golpe el 29 de junio de 1973, durante el “tanquetazo”, un primer intento de golpe contra el gobierno de Salvador Allende, que se saldó con más de una cincuentena de muertos.

En pleno centro de Santiago los golpistas asesinaron a mansalva al camarógrafo argentino Leonardo Henrichsen, cuya cámara, una vez muerto, continuó encendida y filmó al militar que le disparó.

Enrique Fernández, Gustavo González. Omar Sepúlveda, Irene Geis, Eva Vergara, Carlos Dorat, Omar Sepúlveda, Eduardo Gallardo, Federico Quilodrán o Humberto Zumarán son otros de los coautores del¡libro.

También Gustavo González Rodríguez, corresponsal de la agencia IPS y posteriormente director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile, a cuyo juicio “Corresponsales bajo dictadura” es un libro necesario para preservar la memoria sobre el papel del periodismo bajo el régimen de Pinochet.

Según dijo a Efe González, los autores, todos chilenos, “no fueron héroes sino profesionales honestos que cumplieron con el deber esencial del periodismo: informar la verdad”.

“Fueron odiados y acosados por el régimen porque esta verdad permitió que el mundo conociera las violaciones de derechos humanos y los crímenes de lesa humanidad de la dictadura”, sentenció.