La panelista del “Mucho Gusto” de Mega, Patricia Maldonado, siguió encendiendo la polémica protagonizada con el actor Luis Gnecco, quien la trató de “vieja culiá” a raíz de los encontrones que ha enfrentado con el gremio actoral.

Según consigna El Dínamo, la última arremetida de la Maldonado se produjo durante el cumpleaños de su amiga Raquel Argandoña.

Allí, la Quintrala invitó al escenario a su hija Kel, Tonka Tomicic y a la propia Patricia Maldonado para que pidieran tres deseos. Uno de esos anhelos debía ser compartido públicamente con los presentes.

Pues bien, la defensora de la dictadura de Pinochet admitió que “quiero seguir hinchándole las pelotas a los actores hasta que me canse. Quiero seguir hasta viejita webiando a los actores, hasta viejita”.

“Ese es mi tercer deseo. Feliz de hincharles las pelotas”, cerró.